X

¿Quieres publicar tu obra? Déjanos tus datos y uno de nuestros asesores editoriales te contactará.




EDITORIAL PLANETA, S.A.U. tratará sus datos personales para gestionar la relación con Usted y para remitirle, por cualquier medio, información y comunicaciones comerciales sobre nuestros productos y servicios similares a los contratados. Los datos sólo se cederán a empresas de nuestro grupo si nos da su consentimiento. Usted tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.
Por favor, marque las siguientes casillas para darnos su consentimiento:
  • Remitirle comunicaciones comerciales personalizadas sobre nuestros productos y/o servicios o los de terceras empresas, elaborando para ello un perfil comercial.
  • Ceder sus datos personales y, en su caso, su perfil comercial al resto de sociedades del Grupo Planeta para que éstas puedan realizar, a su vez, un nuevo perfil comercial y remitirle comunicaciones comerciales personalizadas sobre productos y/o servicios propios y de terceras empresas.
He leído y acepto la Política de privacidad.




Miguel Chamorro Santos

Nació en Salamanca en 1967, y esta es su primera publicación. No le da reparo decir que a sus 53 años nunca publicó nada, tuvo poco tiempo para intentar crear y difundir y el confinamiento le abrió esta posibilidad de comunicar y ser escuchado. Se ha criado y desarrollado profesionalmente en esa gran ciudad, patria chica de D. Miguel de Unamuno, sus estudios son limitados, hasta bachiller, ni tan siquiera puede presumir de pasar por la universidad, algo que, según el autor, para muchos es símbolo de atrasado, cateto y que cada vez que se abre la boca, obviamente no sabe qué va a decir y tiene muy poca idea de casi nada, poco puede aportar. Nada o muy poco le han enseñado, la vida le ha dado todo lo necesario para saber cómo intentar llegar al lector, con un lenguaje directo y sin estridencias, palabras demasiado bonitas que muchos igual ni entienden, llegar a entender el día a día de un simple ser humano es su anhelo. En este libro quiere destacar el daño que el comunismo ha hecho y sigue haciendo en la vida de cualquier país que cae en sus redes. Explica en primera persona lo que ha sentido en el confinamiento y lo que le ha transmitido, ahora espera que quien lea sus vivencias, se identifique con ellas y le ayude a entender lo mal que todos lo han pasado y, por desgracia, seguirán pasando con este virus, virus comunista entregado en bandeja a todo el mundo para poner patas arriba nuestras vidas.



Sigue a nuestro autor: